July 07, 2016

Sens. Warner, Kaine Co-Sponsor Bill to Address Humanitarian and Migrant Crisis in Central America’s Northern Triangle

WASHINGTON – Today, U.S. Sens. Mark R. Warner and Tim Kaine (both D-VA) announced their support for legislation to establish a coordinated regional response to effectively address the endemic violence and humanitarian crisis driving women and children to flee from El Salvador, Guatemala and Honduras. The Secure the Northern Triangle Act calls for increased refugee processing in the region, and orderly and humane processing of individuals who reach the U.S.-Mexico border seeking protection. It also cracks down on smugglers, cartels and traffickers exploiting children and families, and pushes local governments to adopt political and anti-corruption reforms in order to address the root causes of regional violence and instability.

“While our priority continues to be the safety of our borders, it is important that we use every tool available to help stop the violence in the Northern Triangle region, and prevent more lives from being senselessly lost at our southern border,” said Sen. Warner. “Our country has a proud history of responding to humanitarian crises, and this plan keeps that spirit while helping stabilize the region, improving our security through a fair and orderly refugee process both at home and abroad, and establishing a way for families to safely stay in their own countries or in neighboring countries. The lives of vulnerable women and children are at stake.”

“Unprecedented levels of violence, dire poverty and endemic corruption in Central America has spurred thousands to flee their home countries – mainly Guatemala, Honduras and El Salvador –  in search of a better life,” said Sen. Kaine. “The United States can no longer ignore the obligation to address the challenges posed by this increase in refugees at our southern border. I believe this comprehensive bill is important to the national security of American citizens, the security of children and families in the Northern Triangle, and will bolster our efforts to stabilize a volatile and dangerous region in our own hemisphere.  This includes holding the Northern Triangle countries accountable for required economic and political reforms to stem the high levels of migration.”

Specifically, this bill would:

  • Condition foreign aid to Central American governments on successful reform efforts to address the root causes of violence and instability that are driving migration;
  • Crack down on smugglers and traffickers exploiting vulnerable children and families;
  • Minimize border crossings by expanding refugee protections, processing, and housing in the region;
  • Enhance monitoring of unaccompanied children after they are processed at the border; and
  • Ensure fair and orderly processing of those who do reach our border seeking protection.

Central America’s Northern Triangle region – El Salvador, Honduras, and Guatemala – has seen staggering increases in organized crime, gang violence, and poverty. The Northern Triangle has some of the highest murder rates of women and children in the world – higher even than once-active war zones in Iraq and Afghanistan. However, from 2010 to 2013, 95 percent of murders in the Northern Triangle were unsolved or unprosecuted. As conditions in these countries have deteriorated, many residents have been forced to flee. While the number of unaccompanied children and families arriving at the border has been increasing dramatically since 2011, the number of children coming from the Northern Triangle spiked dramatically in the summer of 2014, leading to the so-called unaccompanied children “crisis.” The Secure the Northern Triangle Act takes on this challenge by addressing head-on the underlying political, economic, and social unrest in these countries that has resulted in continued migration. 

A copy of the legislative text can be found here. A one-page summary is also available here.

###

WARNER, KAINE SE UNEN A PROPUESTA DE LEY QUE RESPONDE A LA CRISIS HUMANITARIA MIGRANTE EN EL TRIÁNGULO DEL NORTE EN CENTROAMERICA

~ Esta legislación ayudaría a estabilizar a la región, a ampliar el procesamiento de refugiados en el área y a quebrantar las redes de tráfico de personas ~ 

WASHINGTON – Hoy, los Senadores Mark R. Warner y Tim Kaine (ambos D-VA) anunciaron su apoyo a legislación que provee una respuesta regional y coordinada para enfrentar eficazmente a la violencia endémica y la crisis humanitaria que ha causado que mujeres y niños huyan de El Salvador, Guatemala y Honduras. Esta propuesta de ley llamada Protegiendo el Triángulo del Norte pide un aumento en el procesamiento de refugiados en la región y el procesamiento ordenado y humano de personas que llegan a la frontera de EE.UU. y México en busca de protección. La ley también toma medidas contra contrabandistas de personas, carteles y traficantes que explotan a los niños y sus familias y presiona a gobiernos locales a que adopten reformas políticas de anti-corrupción a fin de que enfrenten las causas principales de la violencia e instabilidad regional. 

"Aunque nuestra prioridad sigue siendo la seguridad de nuestras fronteras, es importante que utilicemos todas las herramientas disponibles para ayudar a poner un alto a la violencia en la región del Triángulo del Norte, y evitar que más vidas se pierdan trágicamente en nuestra frontera sur,” dijo el Senador Warner. “Nuestro país ha tenido un historial orgulloso en su respuesta a las crisis humanitarias, y este plan mantiene ese espíritu al mismo tiempo que ayuda a estabilizar a la región, mejorando nuestra seguridad a través de un proceso de refugio, tanto en el país como en el extranjero, que es justo y ordenado, y el establecimiento de un modo para que las familias desplazadas puedan permanecer seguras en sus propios países u otros países cercanos. Las vidas de las mujeres y los niños vulnerables están en juego.”

“Los niveles sin precedente de violencia, pobreza extrema y corrupción endémica en Centroamérica han causado que miles huyan de sus países – en particular Guatemala, Honduras y El Salvador – en busca de una vida mejor,” dijo el Senador Kaine. “Los Estados Unidos no puede ignorar la obligación de responder a los desafíos que presenta el aumento de los refugiados en nuestra frontera sur. Creo que esta propuesta integral es importante para la seguridad nacional de los ciudadanos estadounidenses, la seguridad de los niños y las familias en el Triángulo del Norte y apoyará nuestros esfuerzos para estabilizar una región volátil y peligrosa en nuestro propio hemisferio. Esto incluye que los países del Triángulo del Norte se hagan responsables de las reformas económicas y políticas necesarias para reducir los altos niveles de migración.”

Específicamente, este proyecto de ley:

  • Condicionaría ayuda monetaria al extranjero recibida por gobiernos de Centroamérica a reformas políticas exitosas que enfrentan las causas principales de la violencia e instabilidad que han causado estas migraciones;
  • Tomaría medidas para enfrentar a los contrabandistas y traficantes que explotan a los niños y familias vulnerables;
  • Reduciría los cruces fronterizos por medio de una ampliación de las protecciones y el procesamiento de refugiados en la región;
  • Mejoraría el monitoreo de los migrantes menores de edad después de que son procesados en la frontera; y
  • Aseguraría un procesamiento equitativo y ordenado para todos aquellos que llegan a nuestra frontera en busca de protección.

La región del Triángulo del Norte en Centroamérica—la cual incluye a El Salvador, Honduras y Guatemala—ha sufrido de un aumento asombroso en el crimen organizado, la pobreza y en la violencia de pandillas. El Triángulo del Norte tiene una de las tasas de homicidio más altas de mujeres y niños en todo el mundo - un porcentaje incluso superior a zonas de guerra, aún más alto que en las zonas de guerra activas en Irak y Afganistán. Sin embargo, del 2010 al 2013, el 95 por ciento de los homicidios en el Triángulo del Norte no han sido resueltos o no han sido investigados por oficiales. Ya que las condiciones en estos países han deteriorado, muchas personas han sido obligadas a huir. Aunque el número de los niños migrantes y las familias que llegan a la frontera han aumentado desde el 2011, el número de niños que vienen del Triángulo del Norte aumentó dramáticamente en el verano del 2014 y precipitó la crisis de “los menores no acompañados”. La propuesta de ley Protegiendo el Triángulo del Norte asume este desafío y responde a la crisis confrontando la agitación política, económica y social que estos países enfrentan y que han dado lugar a esta migración.

Una copia del texto legislativo se puede encontrar aquí. Un resumen de esta propuesta, en inglés, también está disponible aquí.

###